Los benedicios de comer almendras

Mi abuela tiene la costumbre de servir un plato con almendras y nueces antes de las comidas. Los frutos secos me encantan y la costumbre siempre me gustó pero ahora entiendo que son en verdad muy beneficiosos para la salud y que un puñado de almendras, por ejemplo con el desayuno, nos hace muy pero muy bien.

Las almendras mejoran la salud intestinal, reducen el colesterol y son muy nutritivas. Son una de las pocas fuentes de proteínas vegetales, tienen mucha fibra soluble, muchas proteínas (tantas como la carne), mucho hierro, magnesio, manganeso y fósforo. Además, tienen ácido oleico así que podemos compararlas con el aceite de oliva, y mucha vitamina E, una vitamina que en general consumimos poco y que es muy buena para contrarrestar el envejecimiento.

En resumidas cuentas deberíamos tener un frasco en la cocina repleto de almendras y comer algunas todos los días. ¿Cuál es la dosis recomendada? Según los expertos para una persona sana valen unos 25 gramos al día, unas 20 almendras. Y si tienes hijos pues las almendras son algo muy bueno para el crecimiento así que puedes tratar de dárselas como caramelos.