Fideos caseros para celíacos

Una persona que es sensible al gluten es una persona celíaca. Hasta hace poco era una enfermedad que traía muchos inconvenientes porque no había muchos productos en el mercado libres de gluten. El gluten es una proteína que está en el trigo, la avena, el centeno y la cebada, cuatro de los cereales básicos en la alimentación de las personas. Pero por suerte hoy en día el panorama es otro y la industria alimentaria está más sensibilizada al respecto. De todas formas los celíacos suelen adaptar recetas y compartirlas para no perder el gusto por una variada y sana alimentación.

Los fideos son un alimento elaborado con harina de trigo pero he aquí la versión de fideos caseros para celíacos:

Ingredientes de los fideos caseros para celíacos

  • 250 gramos de almidón de maíz
  • 250 gramos de mandioca
  • 250 gramos de leche en polvo descremada
  • 4 huevos
  • 8 cucharadas de aceite de maíz
  • 1 1/2 cucharada sopera de goma xántica

Para el chicle

  • 5 cucharadas soperas de mandioca
  • 130 cc de agua

 

Preparación de los fideos caseros para celíacos

Esta preparación lleva una hora aproximadamente y rinde para 1 kilogramo. Primero mezclas el almidón de maíz, la leche en polvo, la goma xántica y la mandioca con un batidor de alambre. Debe pesar todo 300 gramos. Lo pasas a un bol y le agregas los huevos y el aceite. Mezclas bien y reservas. En España la mandioca la consigues en El Corte Inglés, Vial, Hipercol o Mercadona, por ejemplo. Royal comercializa mandioca en trozos bajo el nombre de Tapioca así que la puedes moler en la batidora.

En una cacerola colocas los ingredientes del chicle cocinando a fuego fuerte revolviendo constantemente hasta formar un chicle transparente que no se pegue a la cacerola. Agregas entonces la mezcla anterior, mezclas, agregas sal y sigues mezclando con la cuchara de madera. Cuando adquiera cierta dureza amasas con la mano sumando poco a poco los ingredientes secos hasta lograr estirarla con el palo de amasar.

Si tienes máquina de amasar puedes sobar allí la masa hasta lograr una masa bien homogénea. En la anteúltima pasada espolvoreas con almidón de maíz y después de la última ya cortas los fideos. Como toda pasta debes dejarla reposar y airear un poco. Después ya está lista para hervir en agua y sal.