Salchichas pulpo, comida divertida para niños

Mis sobrinos son niños difíciles a la hora de comer. Supongo que cuando sean mayores comerán como lima nueva pero de momento hay alimentos que rechazan, otros que les fascinan y otros que si son rojos, verdes o amarillos prefieren ni ver. Cosa de niños, pero ya saben las madres la de malabares que hay que hacer para alimentar a los peques y pensar recetas para niños.

En general no suelen tener problemas con las salchichas y las madres tampoco porque son sabrosas y rápidas de cocinar, pero aquí les dejo una idea divertida que puede cambiar la atmósfera de un almuerzo o una cena. He visto la foto y me he acordado de mi infancia, cuando jugaba con la comida en el plato. Se trata de las salchichas-pulpo.

Hay dos formas de elaborar estos divertidos moluscos de carne: o a mano y con paciencia o con un artículo llamado Octodog. Este dispositivo funciona metiendo la salchicha dentro, retienes con los ojos de plástico que son pinches y después introduces la parte posterior que es la que formará los 8 tentáculos.

El Octodog es divertido pero si no puedes encontrarlo en las tiendas hacerlo a mano tampoco lleva tanto tiempo y a tus hijos les encantará unos buenos pulpitos con patatas fritas.