Cómo lograr una cena saludable y nutritiva

En los Estados Unidos y otros países se cena muy temprano, promediando las 7:30, 8 de la noche, pero en países como el nuestro lo usual es hacerlo entre las 9 y las 10 y eso nos deja muy poco tiempo entre la comida y el sueño. La relación entre la cena y un buen dormir es directa pues la digestión influye en nuestro descanso así que, ¿qué tipo de alimentos conviene ingerir antes de ir a dormir?

Bien, los alimentos deben variar por temporada: en verano podemos comenzar con alguna crema fría o gazpacho y en inverno con alguna sopa o guiso liviano. La ensalada, por su parte siempre es una buena opción pues es rápida de preparar y permite combinarla con proteínas de buena calidad como el pollo, el pescado, el jamón, el huevo, queso, patatas, arroz, pasta  y demás. De esta forma hasta puede convertirse en un plato único. Si tenemos tiempo podemos idear algo con las sobras del mediodía y sino siempre está la opción de las ensaladas envasadas.

Además, si no hemos ingerido nuestra ración diaria de frutas o lácteos la cena es la última oportunidad de hacerlo. Bien, os dejo algunos tips o consejos para tener una cena saludable  y nutritiva:

Nada de frituras, condimentos picantes, mucha sal y platos abundantes.

Nada de grasa, por eso lo mejor es cocinar al vapor, al horno, a la plancha, con microondas o hervir los alimentos.

Preferir pescado, aves o huevos en lugar de carne de vaca o cerdo. Y por último, lo mejor es comer porciones pequeñas y saber que saltar la cena no adelgaza, así que a cenar se ha dicho, aunque sea ligeramente.