¿Has probado la comida china? Entonces seguramente has comido fideos de arroz. Estos fideos están elaborados con arroz, harina y agua aunque en ocasiones se le suman otros ingredientes para mejorar su transparencia o aspecto gelatinoso. Abundan en las recetas del este y el sudeste asiático y se los consigue frescos, congelados o secos, de varias formas y grosores. Se comen en India, en Indonesia, Malasia, Tailandia, Vietnam, China, Camboya y Borneo y hoy, en cualquier ciudad del mundo occidental.

Fideos de arroz, propiedades y características

Basta ir a un restaurante chino o salir de compras por el barrio chino local para poder comprar un poco y hacerlos en casa. Lo bueno de estos fideos es que no contienen gluten, no tienen tampoco colesterol y son bajos en sodio así que si sigues una dieta, por cuestiones de belleza o salud, son ideales. Además, la sal que contienen ya está presente en la pasta así que no necesitan más sal a la hora de la cocción. Eso sí, debes tener en cuenta que los fideos de arroz se cocinan mas rápido que los fideos comunes, en menos de 5 minutos ya los tienes al dente así que hay que estar muy atentos.

Los fideos de arroz los puedes cocinar al wok, salteados con vegetales, en sopas con caldo de verdura o pescado o ajustándolos a las recetes típicas que sigues con los fideos de harina de trigo.