Polenta rellena al horno

La polenta es uno de los platos típicos de cuando somos niños. Muchos la dejamos de comer una vez adultos y volvemos a ella cuando nos convertimos en padres, redescubriendo su sabor, sus propiedades nutritivas y sus posibilidades. Se trata de un alimento de maíz originario del norte de Italia que realmente es muy versátil así que hoy la propuesta es polenta rellena al horno.

Ingredientes de la polenta rellena al horno

  • 2 tazas de polenta pre cocida
  • mantequilla
  • queso rallado
  • 3 tazas de leche
  • 3 tazas de agua
  • sal gruesa
  • 100 gramos de tocino
  • 1 cebolla
  • 2 atados de espinaca
  • queso mozarella

Preparación de la polenta rellena al horno

Primero se debe preparara el relleno y dejarlo reservado: en una sartén rehogas el tocino picado en un poco de aceite, sumas la cebolla y dejas un par de minutos. Con respecto a la espinaca puedes hervirla, escurrirla y picarla. Yo, que soy un poco vaga con esto, la lavo bien, la pico y la salteo en un poco de aceite. Después vuelvo a picarla y listo. Entonces agregas la espinaca picada a la mezcla de cebolla y tocino, condimentas con sal y pimienta y si quieres nuez moscada. Si las calorías no te preocupan podrías darle un toque de nata. Por último agregas el queso, el que quieras.

La polenta la cocinas en dos tiempos: primero vuelcas solo 3 tazas de agua y leche en un cazo y antes de que rompa el hervor vuelcas la polenta en forma de lluvia. Revuelves y revuelves con cuchara de madera hasta que está lista. Después la pasas a una fuente enmantecada y la alisas. Llevas al horno por 10 minutos para que la base se dore y sobre ella vuelcas el relleno de las espinacas. Haces la otra mitad de la polenta y la colocas arriba del relleno. Si quieres puedes bañar con sala de tomates. Llevas al horno para dorar y listo.

Por dentro la mezcla de espinacas, tocino y queso derretido es un manjar de gustos y colores.