Sanos sustitutos del café

Debido a su alto contenido en cafeína el café supone varios riesgos. Los más comunes son la ansiedad y el aumento en los niveles del colesterol, así como la hipertensión. Por otra parte, no es aconsejable en casos de embarazo y es nocivo para mantener los dientes blancos.

Debido a estas razones muchas personas han optado por el café descafeinado aunque también hay otras sustancias naturales que son aconsejables para reemplazar el café.

Estas son:

Yannoh: Preparado a base de cebada, trigo, soja, arroz y hierbas silvestres. Se presenta en polvo tostado y es bastante parecido al café tanto en gusto como en aroma. Estimula el sistema nervioso y se recomienda a los que desempeñan una labor intelectual. No debe azucararse.

Bardana: a base de raíces de bardana tostada a las que se añade un poco de achicoria. Bebida fría en sales minerales.

Dendelio: sustituto del café bastante similar a la bardana. Está hecho a base de raíces de taraxacón tostadas, también con achicoria. Este preparado ayuda a la di¬gestión.