Tipos de pasta

La pasta es un buen producto para incorporar a nuestra dieta, no sólo porque no engorda (si no se elige una salsa pesada) sino porque se digiere con facilidad y es un alimento nutritivo y rico en hidratos de carbono, vitales para aportar energía.

Así es como hablamos de pasta seca cuando se trata de una pasta producida por  la desecación de una masa no fermentada, hecha con sémolas o harinas de trigo duro, o candeal, o cualquiera de sus mezclas, con agua.

Entre tanto, la pasta fresca se elabora con huevo y debe consumirse con rapidez.

Luego tenemos a las pasta integrales, que son aquéllas a las que se le añaden productos como gluten, soja, huevos, leche o verduras.

Finalmente están las pastas rellenas, simples o compuestas, que son aquellas llevan diferentes tipos de relleno como carne, queso, verduras, etc.