Pollo salteado con verduras y salsa de soja

Lo cierto es que cocinar con salsa de soja es muy fácil. Esta salsa es el condimento perfecto para darle un “toque oriental” casi a cualquier comida dejándola aromática, con color y muy sabrosa. Una forma sencilla y rápida de preparar un plato oriental en casa es haciendo un salteado en el wok (si no tenemos bien podemos usar una sartén cualquiera).

Ingredientes (2 personas)

2 pechugas de pollo

1/2 ají rojo

1/2 ají verde

cebolla de verdeo

1 cebolla morada

sal

pimienta

aceite

salsa de soja

Preparación:

Cortamos las pechugas de pollo en tiritas de unos 2 cm de grosor y las salteamos en un poco de aceite a fuego fuerte para que se doren. Reservamos. En el mismo wok o sartén agregamos un poco más de aceite y procedemos a dorar las cebollas con los pimientos cortados en juliana. Agregamos un poco de sal y pimienta y un chorro de salsa de soja para que tomen gusto y color. Fuego lento.

Agregamos después la carne y movemos el wok varias veces para que los sabores se integren. Ponemos mas salsa de soja, sal y pimienta y dejamos que se cocine. Lo mejor es que los pimientos conserven cierta textura para que el plato no sea demasiado “blando”. Podemos finalmente servir con un poco de arroz o pasta y como toque final espolvorear con semillas de sésamo. Y ¡voila!, el pollo salteado con verduras y salsa de soja ya está listo.